El testamento solidario

                                                           

Dejar escritos tus deseos de legar, más allá de la vida, supone un gran acto de generosidad y solidaridad y es, además, un modo de mantener vivas tus propias decisiones, ideas y valores, los que siempre te han definido.

Si decides destinar tu legado a Meniños, estarás ayudando a que, cada año, centenares de niños, niñas y adolescentes vean cumplido su derecho a crecer en familia, en un vínculo de protección y afecto.

Además, estarás dándole continuidad a tu deseo de transformar el mundo, a través de iniciativas para una sociedad más justa e igualitaria.

Con tu ayuda, los niños y niñas heredarán un mundo donde poder crecer protegidos, apoyados y felices. Donde crecer sonriendo.