Progenitores en conflicto

Hay parejas que atraviesan separaciones conflictivas que afectan notablemente a sus hijos e hijas. Esto puede suceder a personas de cualquier estrato sociocultural y educativo, más allá de su grado de integración social y de su nivel de estructuración personal y familiar.

Cuando el nivel de conflicto es muy alto (personas que están atravesando momentos emocionalmente difíciles, con mucha tensión, enfrentamientos, sentimientos de pérdida, violencia,  etc.)  se hace difícil  el cumplimiento del régimen de contactos  con sus hijos e hijas pautado por sentencia, requiriendo la necesidad de un apoyo especializado y un lugar neutral que ayude a facilitar la relación materno/paterno-filial asegurando el bienestar y la seguridad de los niños y niñas.

Para garantizar el derecho fundamental de los niños y las niñas a relacionarse con ambas personas progenitoras después de una separación, siempre que esto contribuya a un desarrollo saludable, se crearon los Puntos de Encuentro Familiar, destinados a resolver y prevenir conflictos y a facilitar la relación entre los niños y niñas y las personas adultas de su familia en situación de conflicto.